25/07/2016

Bukiwaza (Entrenamiento con armas)

En este estilo de Aikido el entrenamiento con armas es una parte integral e indispensable del mismo. En este Dojo, el entrenamiento con armas constituye, generalmente, la mitad del tiempo de práctica.

Las armas usadas son una espada de madera (Bokken), un bastón de madera (Jo) y un cuchillo de madera (Tanken).


¿Por qué entrenamos con armas?

Todos los grandes maestros con los que he estudiado (Karate, Judo, Tai Chi Chuan), sin importar el arte marcial, han sido unánimes en afirmar que los elementos esenciales de su arte estaban fundamentados en las prácticas más básicas: uso del cuerpo de forma magistral, temporización, distancia, técnica de mano vacía y entrenamiento con armas.

Morihiro Saito Sensei no fue una excepción en cuanto a considerar el entrenamiento con armas como la base del entrenamiento técnico.


Ventajas del entrenamiento con armas:

  • Uso del cuerpo. Posición y movimiento. En Aikido nos esforzamos por desarrollar un cuerpo totalmente conectado al suelo, enlazando todas sus partes y organizándolas desde el centro, tanto estático como en movimiento. El primer nivel del entrenamiento con armas es entrenamiento individual y en este nivel uno puede entrenar despacio y prestando atención a los movimientos sin la distracción de un compañero atacante.
  • Potencia. El desarrollo de la potencia en Aikido (kokyu) es una extensión de las dinámicas superiores del uso del cuerpo y la potencia del movimiento que se consigue conectando con el suelo, a través de los tejidos del cuerpo desde el centro y expresado y transferido a través de la periferia en el punto de contacto con nuestro compañero. La dinámica en el desarrollo de la potencia: suelo-centro-periferia es exactamente la dinámica que buscamos con el entrenamiento con armas, donde es mucho más accesible que en la práctica con mano vacía.
  • Todo es más grande. En el entrenamiento con armas se pretende hacer del arma una extensión del propio cuerpo consiguiendo el sentido de alcance y extensión. Además, las distancias, ángulos y tiempo son más claramente percibidos y por tanto mejor estudiados en el trabajo de base con el compañero.
  • Control y precisión. En Aikido no se usa traje de protección, por tanto, el control, la precisión y una atención constante son una necesidad.
  • Riai. Se refiere a la harmonía de los principios subyacentes de la técnica de mano vacía y la técnica de armas. Saito Sensei decía que Riai debía ser entendido e incorporado al nivel de uso del movimiento del cuerpo y que no depende de tener un arma o no tenerla.

Considerando este principio básico (Riai), Saito Sensei dijo una vez que “la relación entre las armas y el entrenamiento de mano vacía deben estar próximos, ¡pero no demasiado próximos!”.

El Riai no es una relación estrictamente horizontal o vertical. El trabajo con espada tiene como característica un filo cortante y por lo tanto necesita ser definido y realizado con más circularidad y suavidad que en las técnicas de mano vacía. Cuando las armas dominan el propio Aikido, el Taijutsu es a menudo demasiado brusco y directo. Sin armas el Taijutsu suele carecer de falta de precisión, claridad en el trabajo de mano y, definición técnica cuando las armas son la base del movimiento (Tai Sabaki). Buscamos una relación equilibrada entre estas dos ramas del arte donde ambas se alimentan y refuerzan mutuamente.

 

Lewis y Richard - Bukiwaza